RECLAMACION BONOS ESTRUCTURADOS

Los productos estructurados se llaman así porque están concebidos como una “estructura” de derivados implícitos de cuyo comportamiento dependerá el resultado económico final del producto. Detrás de un “producto estructurado” lo que hay son una serie de opciones de compra o venta ante posibles escenarios de evolución de determinados índices (acciones, tipos de interés, etc.) a los que se haya vinculado o referenciado.Si dichos índices evolucionan favorablemente el resultado económico para el cliente será positivo y si, por el contrario, todos o alguno de los índices de referencia evolucionan negativamente las pérdidas se consolidarán para aquél que compró el producto.

 

Cuando uno adopta una posición de comprar al final de un periodo unas acciones al precio que tengan el día de partida, lo que está haciendo es una apuesta porque dichas acciones van a subir respecto del precio al que se ha comprometido a comprar. En eso consistirá su ganancia.Pero si, además, al producto se le da una vuelta de tuerca más y se incluye el compromiso de aceptar que el resultado final de su apuesta esté condicionado no por el comportamiento de la acción que mejor evolucione, sino por el de la peor, lo que se estará haciendo es una apuesta “worst of”; que es una de las apuestas (opciones) más arriesgadas que hay, puesto que bastará con que uno de los tres índices evolucione de manera negativa para que la inversión se vaya al traste.

 

Parece pues evidente que la información relevante que cualquier cliente tiene que tener para poder hacer esa apuesta es la probabilidad de ocurrencia de cada uno de los escenarios, partiendo de los datos e información que tengan los propios mercados financieros.En definitiva lo que tiene que conocer el posible inversor es cómo está previsto que evolucionen cada una de las acciones de las que dependerá el futuro económico del producto, ya que tanto dará que dos de los índices o acciones de referencias sean valores lustrosos y seguros, si el tercero es lo que en el argot financiero se conoce como un “chicharro” (valor de alto riesgo y que lleva implícita una alta volatilidad) que de comportarse mal es el que va a condicionar de manera determinante la inversión.

 

Y dicha rentabilidad “garantizada” no era un simple tipo de interés de un producto de renta fija. Muy al contrario era la prima que el banco estaba obligado a pagar por el derecho que estaba adquiriendo de colocar en un futuro unas acciones desplomadas al precio que tenían tres o cuatro años antes.

 

Y este es precisamente el problema que subyace en los problemas que han generado estos productos estructurados, que se han vendido como si de una simple renta fija se tratara, cuando nada tienen que ver con eso. El producto se denomina bono y se habla de una rentabilidad fija, sin mencionar que dentro de esta aparentemente sencilla “galletita china” había muchos riesgos escondidos.

 

Y no sólo eso en la inmensa mayoría de los casos en el momento de la venta del bono, el mismo se vendía por encima de su valor real, lo que suponía una comisión implícita para el Banco sin contar que además el valor de los Subyacentes estaba cayendo en picado.

 

Existen numerosos Bonos comercializados por diversos Bancos (Banco URQUIJO, BBVA, BANESTO, MEDIOLANUM, FIBANC, BANKINTER, BANIF, BNP, LA CAIXA……) curiosamente BARCLAYS, reconoció públicamente haberse equivocado calificando sus bonos como de riesgo medio, por tratarse de productos de riesgo alto, a los Citados Bonos de BARCLAYS, se ha comercializado otros como el BONO AUTOCANCELABLE BBVA, BONOS AZORES, BONO FORTALEZA, BONO BEI DEUTSCHE BANK, BONO CANTABRO, BONO BIENVENIDA, BONOS PROVINIENTES DE FONDOS MADOFF Y DE LEMAHN BROTHERS, los Denominados BONOS CONVERTIBLES DEL POPULAR, o los VALORES SANTANDER, entre numerosos otros, son ejemplos, de la venta indiscriminada del tal clase de productos entre particulares. Si usted  es uno de los afectados por la compra de dichos Bonos podemos ayudarle a recuperar su dinero, el equipo de Abogados y de Peritos del Despacho, estudiará su caso, la viabilidad del mismo, ofreciéndole un presupuesto personalizado, si está interesado en obtener información sobre nuestros servicios, puede rellenar el formulario que se muestra a continuación,

 

TAMBIEN PUEDES LLAMAR A NUESTRO TELEFONO GRATUITO:900 831 241

 

MADRID: CALLE PASEO DE LAS DELICIAS, 30-2ª    

VALENCIA: CALLE COLON 22-5ºB

SANTANDER: CALLE VARGAS 57C  

CORDOBA: REYES CATOLICOS 17

ALMERIA: OBISPO ORBERÁ 29    

MALLORCA: PERE DEZCALLAR i NET Nº13

OVIEDO /GIJON: SUAREZ DE LA RIBA 8

MURCIA: MOLINA DE SEGURA 5

SANTANDER: BURGOS 11

SEVILLA: EDIFICIO SEVILLA 2, PLANTA 1ª

SABADELL: AVENIDA FRANCESC MACIA 30

BARCELONA : PASEIG DE GRACIA 118

BILBAO: AUTONOMIA 35

ZARAGOZA: DUQUESA VILLAHERMOSA:109

LAS PALMAS: PASEO TOMAS MORALES 92

CASTELLON: FERNANDO EL CATOLICO 34

ALICANTE: RAMBLA DE MENDEZ NUÑEZ 39

 

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Formulario BONOS ESTRUCTURADOS

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.